Dos capas contra la formación de ampollas.

El ciclo de la ampolla

Todos pueden informar sobre el tema de «ampollas en los pies» desde su propia experiencia. Comprender cómo se producen realmente las ampollas es el primer paso para tener los pies más saludables. El ciclo de formación de ampollas consta de tres factores:

1. Fricción

Al caminar, correr o esquiar, los pies en calcetines y zapatos están sujetos a movimientos y fricciones constantes.

2. Calor

Con el movimiento y la fricción continuos, los pies y los calcetines en los zapatos se calientan.

3. Humedad

Los pies calientes sudan y humedecen los calcetines convencionales. Este ambiente de humedad reblandece la piel de los pies y además empeora la resistencia a la fricción por lo que este ciclo de fricción, calor y humedad a menudo conduce a la formación de ampollas dolorosas.

Una variedad de consejos y soluciones están disponibles, como una solución para prevenir las ampollas, el ponerse dos calcetines, calcetines forrados, etc. WRIGHTSOCK es el único calcetín en el mercado con un sistema anti-ampollas. Debido a la doble capa de WRIGHTSOCK, el ciclo de la ampolla puede romperse.

El sistema doble capa anti-ampollas

Fricción mínima Las capas internas y externas del WRIGHTSOCK están conectadas entre sí en tres puntos y diseñadas para que puedan moverse en direcciones opuestas. Esto absorberá la fricción.

Calor mínimo WRIGHTSOCK no roza la piel, sino el calcetín interior contra el calcetín exterior. Apenas hay calor por fricción.

Humedad mínima La fibra Dri-Wright en la capa interna del calcetín absorbe muy bien la humedad. WRIGHTSOCK mantiene los pies prácticamente secos.

Fricción con un calcetín de una capa

En los calcetines de una capa, se produce fricción entre el calcetín y la piel.

Fricción con un calcetín de dos capas.

Con los calcetines de doble capa, la fricción no se produce en la piel, sino solo entre el calcetín interior y el calcetín exterior.

Deja una respuesta